sábado, 4 de octubre de 2008

EL ABUELO.

Al débil rayo que el sol de invierno envía,
un viejo mascullando, sentado en el portal decía:
¿Qué hago en este mundo? ¡Si ya no sirvo para nada!
Para dar un paso, ¡Dios sabe lo que sufro!
En ese momento... su hijo, tocándole en el hombro,
le dijo con cara risueña:
¡Padre! ¡Eres abuelo otra vez, es un niño!
¡ Todo ha ido bien!
Y el viejo poniéndose de pie con gran dificultad,
dijo con voz emocionada: ¡Todavía sirvo para algo!
¡Vamos, vamos, yo lo meceré!

7 comentarios:

Sonia Antonella dijo...

Que bonito mensaje, amigo...Hoy en día los abuelos disfrutan más con el cariño inmenso que les queda por entregar y que mejor a su descendencia.
Pero no creo que sea cosa de sentirse util, no sé...siento a ese abuelo muy abatido.


Vaya! yo como abuela, me siento muy vital todavía...y los nietos de lejitos...jejejejej sólo cariñitos a montones nomás.


besitos

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Gracias, amiga. Por todo. Lo sé por experiencia propia. Quizás se les entrega más cariño a los nietos, que a los hijos cuando eran niños. Cuando los hijos eran niños, faltaba tiempo para dedicarles. Con los nietos, sobra tiempo para cuidarlos y quererlos. Pero este poema va más allá. Cuando faltan las fuerzas, sentirse útil, es como un reconstituyente, porque vuelve la ilusión por vivir.

Un beso.

fonsilleda dijo...

Me ha recordado a mi padre, a una novela de José Luis Sanpedro, a las miradas lejanas que descubro en algunos viejos...
Bonito, muy bonito.

Dante dijo...

Y ya lo creo que sirvn y de mucho. Si mi hermana y yo, no hubiéramos contado con mis abuelos, ni uno ni el otro seríamos lo que somos. estoy seguro de eso. Así como los padres son importantes, los abuelos, a mi entender lo son tanto o más. Será por ese ida y vuelta de ambas partes donde todo se duplica, ya sea desde el abuelo, como dos veces padre, o el nieto, como dos veces hijo. Excelentes letras. Imposible no quedarse con gratos y nostalgiosos recuerdos después de leerlas, sobre todo para los que tuvimos la suerte de disfrutar a nuestros abuelos. Fue un gustazo leerlo. Un abrazo.

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Gracias, Trasdeza, por tu visita a este rincón compartido, y por tus palabras. Te ha recordado a tu padre, bello recuerdo.

Un abrazo.

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Gracias, amigo Dante, por tu nueva visita. No sé si has oido decir que somos niños dos veces. Es cierto. Yo me siento como un niño, cuando juego con mis nietos.

Un abrazo.

RosaMaría dijo...

Cuánta ternura en la foto! Y que poesía tan hermosa, vivencias, alegría, incertidumbre y nostalgia, todo en tan pocos versos. Un abrazo