domingo, 4 de enero de 2009

DESPIÉRTAME.


Despiértame,
cuando la tarde muera,
cuando la noche nos cubra,
cuando comience la quimera,
cuando mi debilidad se descubra.

Cuando veas que el caudal de mi vida se agota y
el vendaval se convierte en brisa,
anímame en ese momento, y llévame junto a un
caudal de agua tan continuo que no se note su
paso. Puede que la vida sienta envidia y se haga
continua, también.

Pero si ves que mi fuerza continua menguando,
aliéntame con tu mirar,
con tu sonrisa,
con tu dulzura;
pon tu mano en mi frente.

Avívame cuando el reloj de la vida comience a
pararse, cuando el eco de tu voz no llegue a mí,
cuando mi boca no sea capaz de pronunciar una
sílaba.

Si ves que comienzo a dormir, amada mía,
despiértame, despiértame… despiér…ta.. me.

6 comentarios:

fonsilleda dijo...

Gregorio, creo que es una de las cosas más hermosas que te he leído y me alegro de que tu situación personal se vea reflejada en lo que escribes. Eso parece y eso deseo para ti.
Dejo un fuerte abrazo con mis mejores deseos para el 2009

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Gracias Ana, por pasar y dejar tu comentario. Me alegra que te haya gustado el poema, este sentir. Igualmente, que se cumplan todas tus ilusiones en 2009, y un fuerte abrazo.

Balteu dijo...

Pienso, compañero Gregorio, que está bien descansar de vez en cuando, pero que debe ser una bendición tener a alguien amado que nos despierte en esas duermevelas de las pesadillas, del trabajador subconsciente.
Buen poema, amigo, me gustó.

Un abrazo.

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Gracias balteu, por pasar y dejar tus palabras. Cierto que es bueno tener un ser amado cerca en todo momento.

Un abrazo.

Dante dijo...

Cuando la llama de uno aviva el fuego del otro, ya no son dos, amigo Gregorio. Se funden en una sola pieza, para avivarse en el momento de decaer, en un despertar recíproco. Un gustazo, como siempre, pasear por tus letras. Dejo un abrazo.

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Gracias Ernesto, por pasar y leer este poema un tanto intimista. El apoyo mútuo entre la pareja, es fundamental, para superar el día a día. Un abrazo