martes, 9 de septiembre de 2008

NO TE OLVIDO


Toqué tu dócil frente de amarillo pajizo,

vi tu cuerpo lívido tan frágil, fugitivo,

que sentí con más fuerza tu adiós definitivo;

el mundo en mi cabeza en trozos se deshizo.



Qué triste aquella tarde amarga que no olvido,

se apagó toda tu voz con un simple suspiro,

tu mirada quedó fija esperando el retiro

suplicando un milagro que no fue concedido.



El fin inexorable llegó sin percibirlo,

te acompañé muy triste a tu final destino

y te puse una rosa de pétalos rojizos.


La coloqué en la tumba y traté de asumirlo,

¡pero me costó tanto, continuar el camino!

Me acosan los recuerdos, me sumen en hechizos.

5 comentarios:

Dante dijo...

Nostalgiosas y sentidas letras, amigo, a esa compañera que se elige para toda la vida. Difícil es el olvido cuando los sentimientos hechan la raiz de una vida compartida. El tiempo y la distancia, quedan en segundo plano. Es sólo una demora hasta el reencuentro. Como siempre, fue un gusto pasar por tus letras. Un abrazo.

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Nuevamente agradecido por tu visita y tu comentario. Cuando se llega a la edad que tengo, la nostalgia golpea con fuerza.

Un abrazo.

Dante dijo...

Y mayormente la nostalgia, amigo, hace las veces de tabla salvavidas. Asidos a ella conseguimos salir hacia adelante. Que mejor que volcarla en versos entonces, como lo haces vos? Los golpes de la nostalgia, siempre, aunque duelan, nos gritan que seguimos vivos. Te sigo leyendo. Un abrazo.

Sonia Antonella dijo...

Precioso soneto,amigo mío...nostalgico y muy sentido---la imagen muy de acuerdo al poema.


besitos
Sonia

http://GREGOTD.blogspot.com dijo...

Gracias, amiga Sonia por tus palabras. Sí, la imagen es muy acetada.

Un beso.